El visado es una función pública, sometida al Derecho Administrativo, que desempeña el Colegio, cuando se solicita por petición expresa de los clientes, incluidas las Administraciones Públicas cuando actúen como tales, o cuando sea obligatorio.

El visado está regulado por la vigente Ley de Colegios Profesionales, por el Real Decreto de Visado Colegial Obligatorio, por las Normas Colegiales de Visado,  y por la vigente Normativa Reglamentaria para la Percepción Colegial de Visado (PCV) del  Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos.

El visado es esencial para el desarrollo de los trabajos profesionales con calidad, garantía y seguridad. Aporta un gran valor añadido, contribuyendo a la mejora en la calidad de las actuaciones, a la posibilidad de certificación de las mismas y al aseguramiento profesional.

El seguro asociado al visado aporta seguridad para los clientes y los ciudadanos así como tranquilidad para el ingeniero cuyo trabajo ha sido visado.

El Colegio tiene un equipo formado por más de veinte ingenieros de Caminos de acreditada experiencia dedicado al visado de trabajos profesionales. Se realiza en las Demarcaciones del Colegio y en los casos de verificación con convenio participa la Sede Central.